Cargando contenido

Los detenidos son exservidores públicos que temen ser mezclados con delincuentes comunes o integrantes de bandas criminales.

Cárcel Bellavista.
Cárcel Bellavista.
Archivo RCN Radio.

Por lo menos 90 exservidores públicos presos de la cárcel Bellavista de Bello, Norte del Valle de Aburrá, se declararon en huelga de hambre por temor a ser mezclados con delincuentes comunes o integrantes de bandas criminales, dado que fueron ellos -uniformados de la Policía y el Ejército-, los que en su momento, los capturaron.

La preocupación de estos detenidos está en que para solucionar la crisis carcelaria en la ciudad, ellos serían trasladados a la cárcel La Paz de Itagüí, Sur del Valle de Aburrá, donde temen por sus vidas, ya que se convertirían en compañeros de celda, de quienes alguna vez ayudaron a recluir en dicho centro carcelario.  

El defensor de Derechos Humanos de la Población Carcelaria, Jorge Carmona Vélez, dijo que "ellos piden no ser trasladados a una cárcel con privados de la libertad que sean diferentes a exservidores públicos, pues argumentan que corren riesgo, pues se van a encontrar con esos reclusos a los que ellos capturaron". 

Lea también: Policía con apendicitis no ha podido ser traslado por derrumbes en Titiribí (Antioquia)

Entre tanto, Carmona Vélez, pidió a las autoridades encargadas solucionar de manera inmediata, la situación de esos 90 reclusos que corren peligro. Destacó que, entre las opciones que proponen los detenidos está "que se habilite la cárcel de policías en Medellín para trasladar a estos presos antes que mezclarlos con otro tipo de detenidos".

Le puede interesar: Encuentran sin vida a una persona en el vertedero de Hidroituango

A la Defensoría del Pueblo, las procuradurías Regional de Antioquia y Provincial de Medellín, así como a la Personería de Medellín y a la Dirección Regional y Nacional de la Policía Nacional se envió una carta urgente, “para que intervengan como mediadores para solucionar esta situación que vulnera los derechos humanos y constitucionales de esta población, que también merece ser escuchada”, concluyó Carmona Vélez.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido