Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Cierre de la Clínica León XIII de Medellín
Ana María Londoño Ortiz

A partir de este sábado en la Clínica León XIII de la IPS Universitaria de la ciudad de Medellín, ya no puede recibir más pacientes, mientras que los 650 que están en sus instalaciones deben ser trasladados de inmediato debido a que esa institución no tiene cómo garantizar la atención de estas personas tras el embargo de sus cuentas.

Marta Cecilia Ramírez Orrego, directora general IPS, declaró la emergencia hospitalaria y social y reiteró que es una situación muy grave, ya que es la empresa más grande en camas hospitalarias que tiene Medellín y atiende el 20% de las urgencias de la ciudad. 

La directora de la IPS señaló que ya se dio aviso a las diferentes EPS para que gestionen cuanto antes el traslado de los usuarios porque no hay ni siquiera oxígeno.

Le puede interesar: Crece de manera desmesurada la cifra de quemados con pólvora en Risaralda

Según Ramírez Orrego, “25 cirugías que estaban programadas para hoy, debieron ser canceladas por falta de medicamentos”, mientras precisó que no se ha pagado el salario del mes de noviembre a los trabajadores y algunos de ellos no tienen ni los pasajes para ir a trabajar. 

De acuerdo con las autoridades de salud, estas decisiones judiciales que llevaron al congelamiento de las cuentas  son el resultado de acciones legales interpuestas por las empresas Anestesiar y Olimpo por un valor que supera los 15 mil millones de pesos y que impiden el giro directo de Savia Salud, dineros recibidos de la Secretaría de Salud y que congelaron la cuenta maestra. 

Marta Ramírez aseguró que “lamentamos mucho que no se dimensione en impacto cuando se toma una decisión de este y las medidas son exageradas ” y denunció una violación a derecho a la salud tras argumentar que el embargo contraviene a lo establecido en el Artículo 5 de la Ley Estatutaria que indica que los recursos de la salud son inembargables. 

Sin embargo, a través de un comunicado la empresa Anestesiar rechazó las afirmaciones de la directora y sostuvo que la IPS ha incumplido en el pago de 22 mil millones de pesos y que “nos han dado la razón y han confirmado lo reiterado por la jurisprudencia en el sentido de que los recursos de la salud son embargables cuando se trata de cumplir obligaciones laborales”.

Cabe resaltar que a esta institución prestadora de salud le deben 392 mil millones de pesos y que a su vez adeuda a sus proveedores 214 mil millones de pesos. 

La alerta ya es de conocimiento del Ministerio y la Superintendencia de salud,  mientras se conoció que este miércoles 26 de diciembre delegados de estas entidades harán una visita a las instalaciones para evaluar la situación y buscarle remedio. 
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.