Cargando contenido

Foto cortesía conductores


Tropas de la Fuerza de Tarea Titán adelantan los operativos de búsqueda, para dar con el paradero de dos conductores de servicio público, secuestrados por guerrilleros del ELN, tras una incursión armada en el Chocó, en la cual fueron incinerados ocho vehículos.


El comandante seccional de tránsito en ese departamento, subteniente Diego Armando González, confirmó que los guerrilleros realizaron un retén ilegal en el sector Playa Oro del municipio de Tadó, en la vía que comunica a Quibdó con Pereira, que estuvo cerrada por varias horas.


Por su parte, el comandante de la Fuerza de Tarea, Titán del Chocó, General Javier Díaz, dijo que las tropas bajo su mando retomaron el control en la zona donde fueron incinerados tres buses de la Flota Occidental y cinco vehículos de carga.


“Dos conductores fueron secuestrados, pero ya hay tropas del Ejército en el sitio, para desarrollar una operación que nos permita liberar a los secuestrados y capturar a los responsables”, señaló el alto oficial.


La acción terrorista se da una semana después de que el ELN iniciara la fase pública de diálogos de paz con el Gobierno Nacional.




[imagewp:188921] Foto cortesía transportadores

Piden mayor seguridad


Las autoridades en Tadó, en Chocó, solicitaron a la Policía y al Ejército que garanticen la seguridad en el sector Playa Oro, donde presuntos miembros del ELN instalaron un retén ilegal y quemaron tres buses y cinco vehículos de carga.


El alcalde de Tadó, Agustín García, aseguró que hay zozobra entre los habitantes del municipio, porque los recientes ataques del ELN se suman a las amenazas del Clan Úsuga.


"La situación es la misma de ayer, no ha cambiado. La situación es muy parecida a lo sucedido la semana pasada, con las amenazas del Clan Úsuga. La vía ahora está bloqueada por un derrumbe", señaló el mandatario local.


Aunque los ocho vehículos quemados ya fueron retirados de la vía Quibdó-Pereira, hay cierre por un derrumbe. La retención de dos conductores y la quema de los ocho vehículos estarían relacionados con la presión para el pago de extorsiones.