Cargando contenido

Protesta líderes sociales. Foto: RCN Radio



Como una paradoja calificaron las autoridades del Chocó, las medidas que la Unidad Nacional de Protección toma para proteger a los líderes sociales que denuncian amenazas en ese departamento. Aunque en la mayoría de los 30 municipios no hay vías de acceso, la UNP estaría entregando camionetas blindadas que no entran a las zonas rurales donde viven los líderes amenazados.

El Asesor de Paz de Chocó, Modesto Serna, aseguró que la UNP solo protege a las personas de las ciudades de la zona andina, donde hay vías de acceso; pero en zonas como Urabá, donde 22 líderes sociales han sido asesinados este año, las medidas son casi que "burlescas", pues entregar una camioneta blindada es garantizar que el vehículo no se usará, sino que debe ser dejado en un parqueadero, mientras los líderes siguen desprotegidos.

"Es burlesco que le den un carro blindado a un líder reclamante de tierras, es claro que por la intensidad del conflicto armado no hay vías de comunicación, eso era una exigencia de la guerrilla, en la parte rural del país no hay vías de acceso. La UNP da estos carros blindados, pero los líderes los tienen que dejar antes de llegar a la casa".

El funcionario agregó que las medidas de seguridad para los líderes sociales deben ser analizadas según el contexto de cada ciudad, sobre todo en regiones como el Chocó, donde tener un chaleco antibalas y un celular con minutos no es garantía para proteger la vida.

"Las medidas de la UNP son los chalecos de protección. En la zona rural del país, los criminales tienen de tiempo de quitarle los chalecos a las víctimas, matarlos y volver a poner los chalecos a un lado. Son medidas para el centro del país, pero hay que mirar esto en perspectiva de región".

En menos de 15 días, dos líderes sociales han sido asesinados en Riosucio, Chocó, mientras que otro denunció amenazas en las últimas horas en el norte del departamento. Por eso, la Gobernación hizo un llamado urgente para que el presidente Santos se traslade a la zona con el gabinete de seguridad, con el fin de implementar una política de seguridad que sea acorde al contexto urbano y social de esa región.