Cerca de 170 campesinos se desplazaron al casco urbano de Tarazá por temor a los enfrentamientos de grupos armados.

Muertos por enfrentamientos de grupos armados
En el hecho fallecieron ocho uniformados.
Foto: Colprensa

Al hospital de Tarazá en el departamento de Antioquia, llegaron cinco cuerpos en estado de descomposición, los cuales fueron avistados por campesinos en el corregimiento La Caucana, ubicado a tres horas del caso urbano. 

En la zona hay fuertes enfrentamientos entre el Clan del Golfo y “Los Caparrapos”, que han ocasionado el desplazamiento de decenas de familias de esa región del país.

La alcaldesa de Tarazá, Gladis Rebeca Miguel Vides, explicó que la disputa de los grupos armados del Bajo Cauca es por el control del territorio, especialmente, por los cultivos ilícitos. Con estos cinco muertos, el municipio superó la cifra de 50 asesinatos en lo corrido de este año.

“Trajeron cinco muertos en un combate que hubo de los grupos armados. La violencia se ha generado por el dominio del territorio. Llevamos en Tarazá unos 53 homicidios debido a la violencia originada por estos grupos”, dijo la funcionaria.

A 160 ascendió el número de campesinos desplazados de cuatro veredas y quienes permanecen en el coliseo. La Alcaldesa de Tarazá dijo que los labriegos argumentaron que salieron de sus casas por temor al fuego cruzado.

“Ellos argumentan que tres personas llegaron a su región y les dijeron que era mejor que se desplazaran porque podría ocurrir un combate y no querían que ellos fueran a salir heridos o morir”, puntualizó.

Los cinco cuerpos fueron trasladados a la sede de Medicina Legal en Medellín. Los familiares han reconocido a dos.

Preocupación en Medellín

La situación en el Bajo Cauca prende las alarmas en Medellín, donde han llegado más de 3 mil desplazados este año. 

Por municipios, 965 personas provienen de Tarazá; 414, de Cáceres; 221, de Caucasia; y 160 de Ituango. 

La situación ya desborda las capacidades de la administración que solicitó intervención inmediata del Gobierno para atender a estas personas y acelerar los procesos que les garanticen un retorno seguro a sus casas. 

La preocupación es que con este aumento de población desplazada, también incrementen otras problemáticas como prostitución, explotación de menores y hurto.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido