Cargando contenido

Foto referencial de archivo



El comandante de la Policía de Urabá, coronel Luis Eduardo Soler, confirmó que sólo uno de los CAI de la zona sufrió importantes daños materiales por un ataque armado de hombres en una motocicleta a varias estaciones en Chigorodó, Turbo, Carepa y Apartadó.

Según el oficial, avanzan las investigaciones para dar con los responsables materiales, que podrían ser integrantes del Clan del Golfo que reactivaron sus acciones delictivas por los diferentes golpes a sus cabecillas en esa región, como alias Gavilán, quien era el segundo al mando.


Al final del 2017, las autoridades habían incautado más de 360 toneladas de cocaína pertenecientes al Clan del golfo.

Uno de los golpes más contundentes fue la aprehensión de doce toneladas de coca que estaban enterradas en los predios de unas fincas bananeras en el Urabá antioqueño en noviembre pasado.