Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La orden de la libertad fue dada por la JEP.
Cortesía

En medio de abrazos y lágrimas, Javier Cadavid Palacios fue recibido por sus cuatro hijos, su nieto y su esposa a las afueras de la cárcel La Paz de Itagüí. La JEP aceptó revisar su caso y ordenó la libertad condicional del comerciante antioqueño, quien estuvo 13 años detenido, tiempo en el que siempre ha sostenido que es inocente. 

Lea también: Está llena de odio y detrás hay condenados por parapolítica: Daniel Quintero arremete contra revocatoria

Un juez lo condenó a 23 años de prisión por los delitos de  extorsión agravada y enriquecimiento ilícito, al ser señalado de tener vínculos con el frente 47 de las Farc.

Mariela Toro, su esposa, aseguró que Javier actuó de buen fe debido a que tenía un negocio en zona rural de Nariño, Oriente antioqueño, donde prestó su cuenta bancaria para que los pobladores recibieran dinero sin tener que ir a reclamarlo hasta el casco urbano.

Sin embargo, esto fue aprovechado por la guerrilla que empezó a extorsiones a habitantes en el departamento de Caldas y a recibir el pago por esa cuenta. Una carne en bistec fue lo primero que comió Javier Cadavid  cuando quedó en libertad, mientras iba a su casa en Rionegro, Antioquia.

Le puede interesar: Vandalizan carro de padres de niños de Cali que participan en torneo de fútbol en Medellín

Su familia agradeció a la JEP por escuchar el clamor del comerciante, de 63 años, quien ahora podrá demostrar su inocencia en libertad. En múltiples ocasiones, exguerrilleros de las Farc, entre ellos, alias ‘Karina’, aseguraron que Javier no tenía vínculos con el grupo y lamentaron su condena. 

Fuente

Alerta Paisa

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.