Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

sebrodriguez
Manifestación
La protesta se realiza a raíz del derrumbe en el kilómetro 62 en Valdivia ocurrido hace un mes.
Cortesía comunidad

En el corregimiento de Llanos de Cuivá, en Yarumal Antioquia un grupo de comerciantes y transportadores adelantan una protesta por el cierre de la troncal a la Costa Atlántica, a raíz del derrumbe en el kilómetro 62 en Valdivia ocurrido hace un mes. La reapertura tardaría al menos 20 días más.

El líder de los comerciantes, Manuel Botero, exigió la presencia del Gobierno Nacional para levantar la manifestación. Aseguró que los estaderos y restaurantes de Llanos de Cuivá están en la quiebra, porque los buses toman vías alternas por Urabá y Puerto Berrío.

“Está cerrada hace dos meses: primero en Valdivia, por la emergencia en Hidroituango, y luego porque se vino un derrumbe. Acá hay unos restaurantes muy grandes donde pasan los buses que vienen de la Costa hacia Medellín y de Medellín hacia la Costa. Tienen 50 o 60 empleados que han despedido y dejan unos cuantos para no cerrar. Nosotros sentimos que están trabajando de una manera muy lenta para habilitar una vía tan importante”, señaló.

El comandante de la Policía de Carreteras en Antioquia, coronel Juan Carlos Torres Ojeda, confirmó que la vía está abierta, salvo las restricciones por el derrumbe. Durante algunos minutos, los manifestantes se paran en la carretera y sostienen carteles con sus peticiones.

“Es una manifestación pacífica, está la seccional de Tránsito y Transporte garantizando la movilidad y la seguridad de quienes están ahí. Son comerciantes de la zona, unas quince personas. Salen, ponen la pancarta y se orillan. En este momento sí hay movilidad normal”, afirmó el funcionario.

Cuando se declaró la alerta roja por Hidroituango, hace dos meses, la troncal a la Costa Atlántica fue cerrada. Posteriormente, hubo un derrumbe en Valdivia, lo que empeoró la situación para los miles de viajeros que diariamente transitan por esta carretera. Aún faltarían 60 mil metros cúbicos por ser removidos.

Fuente

Servicio Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.