Cargando contenido

Uno de los soldados secuestrados sufre una enfermedad tropical, que requiere un tratamiento urgente.

Los tres policías, un soldado y dos civiles fueron plagiados el pasado jueves en la ruta Vidrí-Quibdó en Chocó.
A través de un comunicado publicado en su cuenta de twitter, el ELN mostró voluntad para liberar a los secuestrados.
Cortesía: Alcaldía Carmen del Darién.

Conversaciones y operaciones humanitarias se adelantan bajo reserva con el fin de lograr la liberación de tres uniformados de la Policía, un soldado y dos civiles, quienes fueron secuestrados por guerrilleros del Frente Occidental del ELN, en el corregimiento de Tacachí (Quibdó).

Las gestiones son adelantadas por representantes de la Defensoría del Pueblo, el Gobierno Nacional y el Comité Internacional de la Cruz Roja, quienes en las próximas horas podrían movilizarse a rescatar a los plagiados en alguna parte de la zona selvática de límites entre el Darién chocoano y el Golfo de Urabá.

El general Carlos Ernesto Rodríguez, comandante de la Región 6 de la Policía, sostuvo que están notificados de las conversaciones con los guerrilleros, por lo que si bien mantienen operativos de control y registro en esa zona del Chocó, están a la espera de cualquier instrucción del Gobierno Nacional.

"Nosotros realizamos los controles  y las requisas normales en los ríos de los municipios aledaños. Esperamos alguna comunicación del Gobierno, el ELN y el CICR. Seguimos con los patrullajes, requisa y verificación de antecedentes con normalidad", afirmó el alto oficial.

Las víctimas de ese secuestro, de acuerdo con las autoridades, son el intendente Wilber Rentería, el subintendente Luis Carlos Torres, el patrullero Yemilson Leandro Gómez, el soldado profesional Jesús Alberto Ramírez Silva y dos civiles que hacían parte de una embarcación contratista.

Cabe recordar que las seis  personas se desplazaban en un bote sobre el río Arquía, en la ruta Vidrí-Quibdó, cuando fueron interceptadas por los subversivos.

En un comunicado, el Ejército rechazó el plagio y exigió la pronta liberación de las seis personas, entre ellas, un soldados que presenta  problemas de salud.

"El soldado profesional estaba siendo evacuado por situaciones de salud, puesto que padece una enfermedad tropical que tiene que ser tratada con urgencia en un centro asistencial de primer nivel.

Agregó que "con esta acción criminal, el ELN demuestra una vez más el irrespeto permanente que comete en contra de los Derechos Humanos y las normas que regulan el Derecho Internacional Humanitario. Exigimos que se respete la vida y la integridad de las seis personas, al igual que su inmediata liberación".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido