Cargando contenido

Con 18 pelotones adicionales se pretende combatir los cultivos ilícitos.

Uniformados del Ejército Nacional
Uniformados del Ejército Nacional
Ejército Nacional (Referencia)

Un aumento del 33% en los homicidios generó preocupación entre las autoridades civiles y militares en el departamento de Antioquia. Además de los recientes asesinatos de policías como en Puerto Valdlvia, Yarumal y Turbo, encendieron las alarmas por la racha violenta que protagonizan el Clan del Golfo, el ELN, Los Caparrapos y las disidencias de las Farc.

Para combatir este flagelo, en las próximas horas llegarán a Antioquia 18 pelotones adicionales del Ejército, conformados por 720 soldados provenientes de distintas regiones del país. El Gobernador Luis Pérez celebró el esfuerzo del Ministerio de Defensa para reforzar la capacidad operativa de la Séptima División, encargada de la seguridad en el departamento. 

"Afortunadamente el país está entendiendo que si eliminamos los cultivos de coca solucionamos el 80% de los problemas de orden público. Yo agradezco que el Ejército nos envíe 18 pelotones adicionales, 720 hombres, para seguir erradicando estos cultivos", aseguró el mandatario. 

La prioridad de los nuevos soldados será recuperar la seguridad en el corredor montañoso que comunica al Bajo Cauca, el norte de Antioquia y el Urabá, el cual es calificado por el gobernador Luis Pérez como el "eje del narcotráfico", pues une a las regiones con mayor producción y exportación de pasta base de cocaína.

Otro de los flagelos que combatirán los soldados será el aumento de las extorsiones, cometidas por bandas criminales que en ocasiones se hacen pasar por el ELN o las Farc.

Según la Cuarta Brigada del Ejército, este año se han capturado a 93 presuntos extorsionistas, demostrando que en la mayoría de los casos trabajaban para bandas del crimen organizado y no para estructuras terroristas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido