Las autoridades ofrecen una recompensa de 40 millones de pesos por información que permita capturar a los responsables.

Policías asesinados.
Con honores fueron despedidos los Policías asesinados.
Foto: RCN Radio

A Barranquilla (Atlántico) fue trasladado el cuerpo del patrullero Jorge Pacheco Solano, de 22 años de edad, uno de los ocho uniformados asesinados en San Pedro de Urabá.  El traslado se hizo en un avión de la institución que despegó del aeropuerto Olaya Herrera de Medellín.

La despedida fue en medio de honores policiales de sus compañeros y las autoridades del departamento.

El comandante de la Regional 6 de la Policía, general Carlos Ernesto Rodríguez Cortés, destacó el sacrificio de sus hombres, quienes murieron cuidando una delegación de la Unidad de Restitución de Tierras en la vereda El Tomate.

“El señor patrullero, Jorge Luis Pacheco Solano, ofrendó y entregó su vida por la seguridad y tranquilidad de todos los colombianos. Sus despojos mortales son trasladados a su lugar de origen, donde serán recibidos con los máximos honores, como un héroe de la patria”, dijo el alto oficial

La secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, aseguró que se reforzó la seguridad para continuar con el proceso de evolución de territorios a los campesinos.

El día del atentado, se iban a restituir 21 hectáreas que habían sido despojadas por grupos armados.

“El proceso de restitución sigue. Vamos a continuar. Apoyamos a los jueces y al cumplimiento de las sentencias. Acudimos al territorio con las autoridades para que este proceso se dé”, señaló la funcionaria.

Por tierra fue trasladado a Armenia (Quindío) el cuerpo del patrullero Giovanny Rodríguez Castaño, de 27 años, donde sus familiares y amigos le darán el último adiós. 

Las autoridades ofrecieron una recompensa de 40 millones de pesos por información que permita capturar a los responsables de la masacre.

En la sede de Medicina Legal de Medellín permanecen los cuerpos de los otros seis uniformados asesinados.

Los médicos forenses avanzan en el proceso de identificación a través de pruebas de ADN. Tres víctimas serán trasladadas a Atlántico, dos a Boyacá y uno a Magdalena.

Las víctimas de este ataque armado fueron el subintendente Fabio Sarmiento Sarmiento y los patrulleros Never Alfonso Sierra Franco; Jhon Jairo González Cardona; José David Pérez Hernández; Darlin Rodríguez Sarabia; Jorge Pacheco Solano; Giovanny Rodríguez Castaño y José Alejandro Sade Ballesteros.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido