Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Referencia oxígeno.
Referencia oxígeno.
Suministrada ANDI

A más tardar la próxima semana estarán instaladas las tres plantas de oxígeno médico con las que se abastecerán el Hospital General de Medellín, la Clínica León XIII y el Hospital La María. 

Los equipos tienen un valor cercano a los mil millones de pesos, cada uno, y con su llegada se evitará el cierre de camas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) por la escasez del insumo, que alertaron las agremiaciones médicas y la Gobernación de Antioquia, justo en el tercer pico de la pandemia.

Lea también: Vacunas anticovid de Astrazeneca comenzaron a distribuirse en el país

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, manifestó: “Ya hemos logrado un acuerdo con el proveedor. Las tres plantas van camino para la ciudad (...) esto va a significar un descanso muy importante en términos de oxígeno para la ciudad en general”. 

Para el caso del Hospital General, los recursos salieron de la Alcaldía de Medellín. La Gobernación de Antioquia aportó el dinero para la planta del Hospital La María y la IPS Universitaria se encargó de la planta de la Clínica León XIII.

Las gestiones para evitar un nuevo factor crítico en medio de la compleja situación por la que atraviesa el departamento, comenzaron luego de que algunos proveedores advirtieron una disminución de por lo menos el 60% del suministro de oxígeno a partir de esta semana. 

Lea también: Así funciona el contenedor para refrigerar cuerpos ante el aumento de fallecimientos en Antioquia

Los proveedores de oxígeno han argumentado que la demanda nacional creció un 500 por ciento, teniendo al tope la producción y la logística. El alcalde de Medellín aseguró que con estas tres plantas, el problema de suministro estará resuelto. “No vamos a permitir que se quede sin oxígeno el sistema de salud” dijo el mandatario.  

Según las proyecciones de los expertos, la red hospitalaria de Antioquia estará a tope por lo menos durante las próximas dos semanas. El último reporte de la Secretaría de Salud da cuenta de que al departamento solo le quedan 30 camas disponibles. 

El gobernador encargado, Luis Fernando Suárez, confirmó que aunque ha intentado aumentar la capacidad, cada vez es más difícil habilitar más camas. 

Suárez manifestó: “Esperamos llegar a por lo menos 1.485 o 1.490 camas, pero de ahí en adelante, cada vez será más complejo aumentar esa capacidad”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.