Cargando contenido

Protestarán, además, porque los menores víctimas de este flagelo no sean llevados a orfanatos.

Cuarto de juguetes del Centro de Atención al Migrante
Cortesía

Este miércoles 20 de noviembre, en la plazoleta del Centro Administrativo La Alpujarra de Medellín, se realizará un plantón simbólico de juguetes. Se trata de una forma de rechazar los continuos casos de abuso sexual infantil. 

Los promotores de la campaña de Aldeas Infantiles SOS, organizadora de la manifestación, aseguraron que la jornada también es una forma de protestar porque muchos de los niños y niñas víctimas de este flagelo son llevados a vivir en orfanatos, separando a las víctimas y no a los victimarios. 

Según Ángela Rosales, directora Nacional de Aldeas Infantiles, el Estado tiene la obligación de invertir recursos para reconocer, prevenir y denunciar el abuso sexual infantil.

Indicó que los menores víctimas de este flagelo no deben ser llevados a orfanatos, sino que se les debe brindar un acompañamiento a sus familias. 

Lea también: Queda en libertad la alcaldesa electa de Liborina, Antioquia

"Seguimos insistiendo en la necesidad de que el Estado invierta recursos en el fortalecimiento familiar para reconocer, prevenir y denunciar el abuso sexual infantil", sostuvo.

Y añadió:"exigimos que los niños y las niñas víctimas de este tipo de violencia no sean llevados a orfanatos, sino que se les brinde un acompañamiento a sus familias para que puedan regresar, si esto no es posible, se deben buscar a familiares como abuelos o tíos y en última instancia brindar un ambiente parecido al familiar, en el cual se sientan amados, respetados y protegidos".

De acuerdo con datos de Aldeas Infantiles SOS, uno de cada tres niños abusados deben ir a vivir en instituciones, comúnmente conocidas como orfanatos; lo contrario ocurre con el victimario, quien generalmente permanece en la familia, posiblemente al lado de otros menores de edad. 

Le puede interesar: Violencia en Antioquia provoca cancelación de corralejas en Caucasia

Datos de Medicina Legal señalan que durante el 2018, más de 22.700 niños y niñas fueron víctimas de este delito en Colombia, de los cuales más de ocho mil ingresaron al proceso de restablecimiento de derechos por parte del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf). 

Después de Bogotá, Antioquia es el segundo departamento donde mayor número de casos se presentan. Este año se han registrado 833 situaciones de violaciones a menores en el departamento.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido