En delicado estado de salud y con quemaduras en el 50 del cuerpo, permanecen los dos integrantes de los comandos Jungla, quienes sobrevivieron a la caída de un helicóptero que cubría la ruta Chigorodó- Carepa, y que causó la muerte de 16 policías.

La coordinadora médica de la Clínica Panamericana de Apartadó, Yaneth Cristina Jiménez, confirmó que el sargento Edgar Andrés Báez Quintero y el patrullero Juan Carlos Mesa Patiño, fueron sometidos a cirugías y el tratamiento continuará en una clínica de alta complejidad.

El alcalde de Carepa, Agapito Murillo manifestó que la comunidad está consternada con la muerte de los policías que adelantaba  un operativo para capturar a los cabecillas del “Clan Úsuga”. Pidió que se refuerce la seguridad en la zona rural de Urabá.

Al lamentar la muerte de los policías, el secretario de Gobierno de Antioquia, Esteban Mesa, dijo que se investigan las causas de la tragedia ocurrida en una zona donde hay presencia del “Clan Úsuga” y de la guerrilla de las Farc.

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, señaló que se trató de un accidente por las difíciles condiciones climáticas, y no de un atentado, de acuerdo con las primeras investigaciones