Autoridades reforzaron los planes de seguridad para evitar más accidentes. Con el apoyo de dos robots fabricados por estudiantes de la Universidad Eafit, hoy se reanudará el desminado en la vereda el Orejón de Briceño, suspendido hace ocho días tras la muerte del soldado profesional, Wilson Martínez, que pisó una mina sembrada por las FARC. El anuncio lo hizo el secretario de gobierno departamental, Santiago Londoño Uribe, al precisar que se trata de una inversión de 800 millones en tecnología realizada por la administración departamental para el desminado en los municipios de influencia del proyecto HidroItuango. Dijo el funcionario, que en el Orejón hay por lo menos 3 mil minas sembradas y muchas de ellas no se pueden detectar y desactivar en forma manual, porque se pone en peligro la vida de los 48 militares y tres guerrilleros de las Farc que adelantan el plan piloto acordado en la Habana, Cuba. El comandante del batallón de desminado humanitario, general Rafael Colón, dijo que luego de la revisión de los protocolos, se determinó que están dadas las condiciones para continuar el proceso.