La juez Primera Penal del Circuito de Medellín condenó a 49, 50 y 51 meses de prisión a María Cecilia Posada y Pablo Villegas, directivos de CDO, al igual que al ingeniero calculista Jorge Aristizábal Ochoa por el desplome del edificio Space de Medellín. Esta condena se da en razón a la muerte de Juan Esteban Cantor Molina, una de las 12 víctimas mortales de la caída de la torre 6 del edificio Space. (Lea aquí: En ruinas está el lote del edificio Space, cuatro años después de la tragedia) En la exposición de los argumentos de la sentencia, la juez aseguró que la vida del estudiante se apagó por toneladas de escombros de una obra de prestigiosos profesionales, quienes cometieron más de seis mil errores en la construcción y graves fallas en la utilización y mezcla de los materiales. Bajo estos argumentos los directivos son condenados por los delitos de homicidio. (Lea también: Frustración dejó en víctimas de Space la absolución de excuradores urbanos) Ángela Cantor, hermana del estudiante, dijo que esta es la primera condena por homicidio en el desplome de edificios en el país, algo que deja un precedente para atacar la corrupción en el gremio constructor que se ha visto envuelto en varios escándalos recientemente. En la tragedia de Space, ocurrida el 12 de octubre de 2013, también murieron 11 trabajadores de la constructora CDO, pero sus familias conciliaron y retiraron la denuncia penal contra los representantes de la empresa. Por el monto de la pena - inferior a 5 años- la juez les concedió detención domiciliaria.