Cargando contenido

Foto: AFP - Noticias RCN


El Tribunal Superior de Antioquia condenó a 10 años de prisión, al exfiscal especializado de Apartadó, Arnoldo Luis González Arévalo, por exigir 35 millones de pesos para dejar en libertad a Jorge Eliécer Rozo Solano, quien fue capturado con 19 kilos de cocaína en su poder.

Los hechos ocurrieron el 28 de octubre de 2013, cuando el fiscal y su asistente Esperanza Magnolia Izquierdo Moreno, pidieron la millonaria suma, con lo cual incurrieron en el delito de concusión. Ese día fue declarada ilegal la captura del narcotraficante.

El dinero, al parecer, fue consignado en la cuenta de Marino Ortiz Palacio, abogado de Rozo Solano, de donde posteriormente se habría pagado a los funcionarios.

La asistente del fiscal se  acogió a principio de oportunidad y se convirtió en testigo contra los demás implicados. Además, aceptó que recibió el dinero del abogado para entregárselo a González Arévalo, versión a la que el Tribunal le dio plena credibilidad.

El abogado Marino Ortiz Palacio, quien goza de libertad por vencimiento de términos,  espera el juicio en un Juzgado de Apartadó, señala el fallo judicial.