Por homicidio simple fue condenado a 13 años de prisión Mauro Arley Murillo quien el 24 de diciembre del 2015 asesinó con arma blanca a Alison, una mujer transgénero quien fue acusada por Murillo de hurtarle las lleves de una motocicleta. Luego del crimen de la víctima de 17 años, el agresor que estaba bajo efectos de bebidas alcohólicas, verificó que las llaves nunca le fueron hurtadas y que las tenía en uno de los bolsillos delanteros de su pantalón. Luego de aceptar los cargos, el soldador de oficio fue condenado según una sentencia del Juzgado Primero Penal del Circuito de Bello.  Según estadísticas del Sisc, al finalizar el 2016, los casos de homicidios de miembros de la comunidad Lgtbi aumentaron un 250% respecto al 2015.