Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Condenan a la Nación por la masacre de 119 personas en la iglesia de Bojayá Chocó

Foto: AFP


El Consejo de Estado dejó en firme la condena contra la Nación, porque las autoridades no tomaron las medidas para evitar la masacre de 119 civiles, en la Iglesia de Bojayá, Chocó durante un enfrentamiento entre las Farc  y las autodefensas.


Al negar las pretensiones de una tutela, la Corporación Judicial determinó que tanto el presidente de la época, Andrés Pastrana Arango, como los ministros y los comandantes de las Fuerzas Militares, deben responder con su patrimonio por el daño causado con el ataque ocurrido el  2 de mayo de 2002.


Al celebrar el fallo, José de la Cruz, líder del Comité de Víctimas de Bojayá, dijo que el dolor de los sobrevivientes se acerca a la luz de la justicia. Agregó, que esperan resultados en las investigaciones que ordenó el alto tribunal.


"Realmente para nosotros se recibe con agradado porque nuestro dolor se acerca a la justicia. Bojayá tiene claro que la culpa de la masacre ha caído en res partes, en las Farc, en los paramilitares y en el Estado colombiano".


Después de 14 años y como parte de la reparación integral, las familias esperan la entrega digna e individual de las personas muertas, quienes están en un cementerio de Bellavista Nueva, explicó José de la Cruz.


"Hay muchas familias que no saben dónde están los restos de sus seres queridos. Después de 14 años están esperando que los seres queridos lleguen y toquen la puerta, pues no han encontrado sus restos".


El 6 de diciembre de 2015, en un acto especial en Bojayá,  liderado por Pastor Alape, delegado en los diálogos de la Habana,  el grupo guerrillero aceptó su responsabilidad en la masacre por haber lanzado dos cilindros bomba contra la iglesia y pidió perdón a las familias. Ni los paramilitares, ni el Estado, han expresado sus disculpas públicas por estos hechos de barbarie que conmovieron al mundo.