Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Indígenas en Antioquia.
Cortesía OIA

Funcionarios de la Gobernación de Antioquia, el Ejército y la Gerencia de Paz conformaron una comisión especial que determinará si hay o no  indígenas confinadas en Dabeiba y Frontino. Mientras se tiene claridad sobre la situación real, fueron enviadas ayudas humanitarias a las comunidades.  

VeaONU advierte que cerca de 4.000 personas están confinadas en Chocó por combates

Los líderes indígenas denunciaron que estaban confinados por temor al quedar en medio del fuego cruzado y a las minas antipersonal. Sin embargo, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, aseguró que hay “incoherencia” en los testimonios: algunos dicen que sí hay problemas y otros, que no. 

"Hemos desplazado comisiones civiles y del Ejército, entre otros, y hemos encontrado incoherencias en las informaciones que hemos recibido. Por eso, he nombrado a una comisión especial para que esta semana haga un análisis preciso de cuáles son los problemas reales de esas comunidades", dijo el mandatario regional.

Pérez Gutiérrez agregó que, "en días pasados, recibimos quejas de que allá había confinamiento y minas antipersonal (...). Queremos precisar cuál es el verdadero problema porque no lo tenemos. Algunas comunidades indígenas dicen que no tienen problemas y otras vienen y dicen que sí. Para que sientan que hay una respuesta, hemos creado esta comisión".

Esta semana se tendría un diagnóstico sobre el estado de las comunidades en zonas rurales de Dabeiba y Frontino, Occidente antioqueño.

¿Cuál es la denuncia?

Hace un mes, la Organización Indígena de Antioquia (OIA) denunció que mil familias estaban confinadas en sus territorios, por el recrudecimiento de combates entre grupos armados.

Incluso, 500 niños estarían desescolarizados por temor a salir de sus resguardos y desplazarse hasta sus escuelas. 

Más informaciónAntioquia: mil familias indígenas confinadas por combates de grupos armados

En su momento, el consejero de Justicia la Organización Indígena de Antioquia (OIA), Richard Sierra, confirmó que esas regiones antioqueñas se han convertido en corredores estratégicos de los grupos al margen de la ley, situación que mantiene en riesgo a las comunidades indígenas por la siembra de minas, reclutamiento forzado y confinamiento en sus viviendas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.