Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

WhatsApp
WhatsApp - AFP

Los habitantes del corregimiento de Puerto Venus en Nariño (Antioquia) denuncian que desde hace dos años no tienen un médico en el centro de salud. Los pacientes son atendidos por un enfermero y una vez al mes les envían a un doctor que en ese día atiende aproximadamente a 18 personas. 

María Romero, una de las afectadas, sostiene que para determinar si una persona debe remitirse al casco urbano - que queda a tres horas - el enfermero envía fotos por WhatsApp a los profesionales del Hospital San Joaquín.

"Uno va para que lo revisen y él toma una foto, se la manda a los doctores allá y ellos dicen si se debe ir o no para el pueblo”, asegura la mujer. 

Una vez superada la revisión virtual, los pacientes enfrentan otra dificultad; esta tiene que ver con los recursos económicos pues, según dice María Romero “si uno tiene para el transporte, no tiene para los medicamentos y el carné que tenemos sólo nos cubre el acetaminofén”. El pasaje de ida y regreso en bus o escalera tiene un valor aproximado de $28.000. 

En una reunión con el Concejo de la localidad la gerente del Hospital San Joaquín, María Estela Acuña Terán, aceptó tanto la ausencia de un médico de planta como el envío de material fotográfico vía celular.

La presidente del Concejo, Erika Correa Pérez, aseguró que en relación al primer aspecto la gerente sostuvo que no es viable en términos normativos: “Lo que nos dice la gerente es que no pueden tener un doctor de planta porque eso va contra la norma, incluso, que si llega una auditoría los pueden sancionar”. 

Sin embargo, los más de 1.200 habitantes de Puerto Venus sostienen que antes de esta administración, siempre hubo un profesional en medicina en el corregimiento. 

La gerente del San Joaquín admitió que enviar mensajes por Whatsapp no es lo ideal, pero “tener un médico de planta les representa una inversión de 100 millones de pesos cada año y es un gasto que no pueden asumir en este momento”. 

La razón para no tenerlo es la deuda que tiene la ESE San Joaquín con sus proveedores, que asciende a mil millones de pesos, cifra que según la gerente se acerca a lo que les deben las EPS

“Por ahora no nos han dado muchas esperanzas de que la situación en Puerto Venus cambie, nos dijeron que programan unas visitas semanales de los doctores, pero que no siempre se pueden cumplir por emergencias que ocurren en el hospital”, aseguró Correa Pérez. 
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.