Cargando contenido

Trece estaciones de monitoreo alcanzaron niveles nocivos para la salud.

Calidad del aire en Medellín
Algunos habitantes de la capital de Antioquia prefieren utilizar tapabocas.
Foto: Colprensa

Los 10 municipios del área metropolitana del Valle de Aburrá afrontan, nuevamente, un episodio crítico por la contaminación del aire.

Según el Sistema de Alertas Tempranas Siata, 13 de las 18 estaciones de monitoreo del aire volvieron a estar en color naranja, con niveles nocivos para la salud de personas sensibles como niños, adultos mayores y enfermos.

La estación más crítica es la ubicada en la Casa de Justicia de Itaguï, que registró hasta 48,6 en los niveles de partículas contaminantes PM2.5. Pese a la alta contaminación, el secretario de Medio Ambiente, Sergio Orozco, defendió la decisión de levantar el pico y placa durante Semana Santa, al asegurar que esta semana actúa como un "pico y placa automático" por la cantidad de personas que salen de viaje.

El funcionario argumentó que "históricamente, basado en los datos que tenemos desde el 2014, Semana Santa siempre aplica como un pico y placa automático, no hay colegios, mucha gente sale de la ciudad, mucha gente no trabaja esa semana, entonces no es necesario".

Colectivos ambientalistas criticaron que las autoridades hayan levantado el pico y placa para la Semana Mayor, pese a que hace tres días se registran los niveles de polución más altos desde que se superó la Alerta Roja Ambiental el pasado 9 de marzo.

Hasta el medio día de este viernes, solo tres de las 18 estaciones de monitoreo del aire registraban niveles "moderados". Cabe recordar que hasta el 7 de abril regirá el Estado de Prevención Ambiental, que ordena pico y placa los días sábados y mayores restricciones a la emisión de gases en las empresas. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido