Foto: CORTESÍA.

Lo que comenzó como un paseo, terminó en tragedia para un grupo de nueve personas que el pasado puente festivo, se desplazaban hacia la Hacienda Nápoles, Magdalena Medio antioqueño. Justo cuando se dirigían hacia el parque temático, Daniel Cabezas, ciudadano ecuatoriano de 23 años de edad, decidió bajarse del vehículo con otras personas para tomar un baño en el río Samaná, que según las autoridades de esa región no es un balneario por las altas corrientes del afluente. El capitán Hugo Alonso Serna Tabares, comandante de bomberos de San Luis, confirmó que la tragedia pudo ser peor, pues la mayoría de estas personas con las que viajaba el joven, se bañaron en este río y estuvieron en riesgo de ser arrastradas por la corriente. Destacó que desde el pasado lunes, día en el que ocurrió la emergencia se adelantan las labores de búsqueda, que se han dificultado por las lluvias que se han reportado durante los últimos días. Según las autoridades, las labores de búsqueda se extenderán durante este fin de semana, hasta lograr encontrar el cuerpo de este joven, quien llegó a Colombia hace un mes y se dirigiría a Bogotá después de pasar unos días en Antioquia con algunos familiares y amigos.