Cargando contenido

Quince conductores de buses han renunciado por temor a las bandas criminales.

Panorámica de La Comuna 13 de Medellín
Panorámica de La Comuna 13 de Medellín
Colprensa

La guerra en la Comuna 13 no cesa y cada día aumenta el número de muertos tanto de personas inocentes, como de integrantes de las estructuras criminales.

Las nuevas víctimas son dos jóvenes que fueron ultimados por sicarios en una calle del barrio El Socorro, en esa zona occidental de la ciudad. Uno de ellos murió en el sitio por los disparos y el otro cuando era atendido en la Unidad Intermedia de San Javier ante la gravedad de sus heridas.

Con este doble homicidio, la Comuna 13 sumó 51 muertes violentas en lo que va del año, un incremento de más de 110% en relación con los asesinatos del 2017.

Ante este panorama, el secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón, aseguró que se mantienen las acciones para capturar a los responsables de causar la zozobra en la comunidad.

"Son ellos los enemigos de nosotros y de la comunidad. La única respuesta tiene que ser continuar persiguiéndolos, como en efecto lo hemos logrado durante este tiempo. Los delincuentes intentan que paren los buses pero los conductores están jugado con la lucha contra la criminalidad", señaló el funcionario.

Aunque el servicio de transporte opera con normalidad, al menos quince conductores de buses ya han renunciado, pues las bandas criminales han tomado represalias contra ellos por la resistencia a pagar extorsiones. De hecho, en las últimas tres semanas ya han sido asesinados dos de sus colegas en la ciudad.

Además, la Personería de Medellín denunció que este año han sido desplazadas 473 personas en la Comuna 13 por quedar en el fuego cruzado o ante las reiteradas amenazas de las bandas delincuenciales.

Hace dos semanas,  fue asesinado un conductor de bus de la empresa Conducciones América, en la Comuna 13 de Medellín. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido