La Corporación para Investigaciones Biológicas tiene ocho semanas para hacerle el quite a la crisis económica que la tiene ad portas del cierre, así lo aseguró su director Diego Miguel Sierra, quien expresó que esta es la tercera crisis en 46 años que afronta la entidad.

Según el director, si de aquí a julio no llegan recursos, la entidad no estará en capacidad para honrar los compromisos que tiene, por ejemplo,  con proveedores.

Para analizar la situación y hallar salidas, el 24 de mayo se realizará la Asamblea extraordinaria de la Corporación, en la que participarán representantes de las cuatro instituciones de educación superior aliadas: Universidad de Antioquia, Colegio Mayor, UPB y Universidad Nacional.

Antes de mitad de año, la Corporación para Investigaciones Biológicas necesita que le inyecten recursos para seguir operando. A la fecha debe 5.500 millones de pesos.

De acuerdo con el director, varias son las razones para salvar esta institución, entre ellas el ser la octava entidad en microbiología médica en el mundo, sus reportes científicos son citados por expertos y un buen número de ellos son llevados a aplicaciones de medicina.