Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sequía en Murindó
Sequía en Murindó

En un mes y medio de sequía, el río en Murindó, en el Urabá antioqueño, alcanzó 25 kilómetros de playa, dejando a 3.600 personas sin agua potable. De hecho, los habitantes de cinco poblaciones están confinadas, sin poder salir de sus territorios por no tener que tomar.

El alcalde Jorge Maturana Úsuga confirmó que la situación es crítica, la población está enferma y con sed, la poca agua que están consumiendo está contaminada con mercurio y de las 28 toneladas del líquido que llegó el mes pasado para abastecer a la comunidad, ya no queda ni una sola gota.

Más información: Declaran la calamidad pública en Murindó (Antioquia) por sequía

Pese a la declaratoria de calamidad pública y de los reiterados llamados, la Gobernación de Antioquia aún no ha enviado ninguna ayuda. El municipio atiende la emergencia con sus limitados recursos.

Minga indígena

Durante dos horas, unos 300 indígenas se concentraron en las instalaciones a la Alcaldía de Murindó para protestar por la falta de soluciones a la crisis humanitaria que sufren por cuenta de la sequía de los ríos y las olas de calor.

Allí reclamaron la presencia del alcalde Jorge Maturana, quien no estaba en el lugar. Por eso gritaron arengas y exhibieron pancartas, en las que criticaron la falta de soluciones a esta problemática que completó más de mes y medio.

Estos pobladores de las zonas más apartadas de Murindó se mantienen en minga permanente, pues la falta de agua potable y escasez de alimentos han generado brotes de enfermedades.

Le puede interesar: Reportan muerte de más de 12 mil peces en el norte de Antioquia

Según Alberto Siniguí, uno de los líderes de la minga, la manifestación se hizo de manera pacífica pero con la intención de que los habitantes de la cabecera municipal conocieran la situación humanitaria que viven en las orillas del río Murindó.

La minga regresará a un plantón de por lo menos diez días desde el próximo viernes si las autoridades locales, departamentales o nacionales no buscan una solución efectiva a esta crisis humanitaria que sufren unas 3.600 personas a lo largo del río Murindó en el Urabá antioqueño.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.