Isabela Gaviria, de 12 años de edad, sufre de parálisis cerebral, epilepsia  y osteoporosis, y desde hace dos meses, su EPS le suspendió las terapias. La situación la padecen otros 19 menores en condición de discapacidad, debido a la crisis de la salud en Antioquia.

Diana Holguín, madre de Isabela, dijo que su hija no habla ni se comunica con nadie, por eso es importante reactivar las terapias. Además hace un año está esperando un especialista vascular, pero hasta ahora no ha obtenido respuesta.

"Yo llevo un año pidiendo la cita con un cirujano vascular pediátrico y no nos la han dado. Mi niña tenía terapia, que incluye piscina y caballos, y la tengo suspendida desde julio. Teníamos derecho a un transporte de urgencia, y hace tres meses no tenemos el servicio", dijo la mujer.

La veedora de Salud de Medellín, Dora Graciano, aseguró que la situación de los pacientes de cáncer y de los  menores en condición de discapacidad es muy crítica, especialmente, los afiliados a Coomeva y a Savia Salud.

"Nos han llegado quejas de los pacientes de Coomeva y Savia Salud, porque dejaron de darles medicamentos. En algunos casos, tenemos pacientes siquiáticos que no tienen el tratamiento y los niños sufren mucho", señaló.

Un grupo de 20 madres realizó un plantón a las afueras de Coomeva, en la 33, para exigirle que reactive las terapias de sus hijos y agilice las citas con los especialistas.