Cargando contenido

La Alcaldía de Envigado pidió rectificar las declaraciones de la Supertransporte, porque el municipio no tiene estos dispositivos.

Fotomultas
Fotomultas
Ministerio de Transporte

Las Secretarías de Movilidad de Medellín, Envigado, Bello y Sabaneta, son investigadas por la Superintendencia de Transporte, que quiere determinar si hubo irregularidades en la instalación y funcionamiento de cámaras de fotodetección de estas localidades. 
 
El organismo también formuló pliego de cargos a estos municipios que supuestamente no entregaron la información legal obligatoria.

Según la Superintendencia “ninguno de los organismos de tránsito investigados  suministró (...) la información requerida en el ejercicio de sus funciones de inspección, vigilancia y control con el objeto de verificar, entre otras cosas, las autorizaciones con las que cuenta para imponer infracciones”.
 
El superintentende Camilo Pabón explicó que también se presume que los dispositivos se instalaron sin previa autorización  y sin el cumplimiento de las condiciones técnicas. Estas dos conductas fueron descubiertas luego de una revisión en la página web del Ministerio de Transporte. 

Lea también: El regaño de Duque a ciudadanos que no usan tapabocas y violan aislamiento.
 
Pabón manifestó que “conforme a quejas allegadas a la entidad, estos organismos de tránsito presuntamente han impuesto órdenes de comparendo haciendo uso de los equipos no autorizados”.
 
Hasta el momento, el único municipio que ha reaccionado al anuncio es Envigado, quien pidió la rectificación de las declaraciones que lo involucran.

El secretario de Movilidad, José Nicolás Arenas, explicó que “el municipio de Envigado no cuenta, ni ha contado, con mecanismos de fotodetección para realizar comparendos. Le pedimos a la Superintendencia de Transportes una rectificación al respecto”. 

Lea también: Organización Sarmiento Angulo entregó 300 mil kits de pruebas para detectar el coronavirus.
 
De comprobarse que las alcaldías investigadas no suministraron la información solicitada, podrían ser multados con el pago de hasta 700 salarios mínimos legales vigentes.

Si se establece que las secretarías incurrieron en las otras dos conductas de las que se le acusan, la autoridad podrá ordenar la suspensión de las cámaras. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido