Los municipios de Andes, Carepa, Chigorodó y Apartadó ya han declarado la calamidad pública por la segunda temporada de lluvias que tienen a más de tres mil personas afectadas en Antioquia. Estos mismos municipios están en alerta roja al igual que otras ocho localidades, que están en alto riesgo de desbordamientos por crecientes súbitas de ríos y quebradas y los deslizamientos en zonas inestables. Este es precisamente el caso que tiene en emergencia a Andes, en el Suroeste, porque un derrumbe obligó a la evacuación de 80 personas residentes en 19 hogares, mientras que otras 100 familias están en evaluación del riesgo. Situación que desbordó la capacidad del municipio y obligó a la declaratoria de calamidad pública, según su alcalde Jhon Jairo Mejía, quien espera la intervención de las autoridades departamentales. Las calamidades públicas en tres municipios del Urabá antioqueño ya se habían declarado, por lo que el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Antioquia activó la atención para las más de 600 familias que se han visto afectadas sobre todo por las inundaciones. En Ituango, las lluvias de los últimos días ocasionaron deslizamientos en las vías que comunican a 80 veredas y habían afectado a más de 7 mil personas, pero ahora cuentan con pasos provisionales luego de los trabajos de remoción adelantados por la Administración Municipal.