Foto: Cortesía



Un operativo de las autoridades para erradicar cultivos de hoja de coca en el Cañón de La Llorona, desató un fuerte enfrentamiento entre los campesinos y la fuerza pública. Los hechos violentos se estarían registrando entre Dabeiba Y Mutatá, zona que da entrada al Urabá antioqueño.

En el lugar permanecen funcionarios de la Defensoría del Pueblo y el Instituto Colombiano del Bienestar Familiar, pues los manifestantes habrían salido con todo su núcleo familiar, incluso con los hijos menores de edad. El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, aseguró que los cultivadores de coca de esa zona no están caracterizados, al paso que advirtió que si no despejan las carreteras que están bloqueadas, el ESMAD y el Ejército abrirán el paso vehículo con el uso de la fuerza.

"Se estaba haciendo una erradicación de cultivos de coca y de una forma intempestiva los campesinos salieron a bloquear las vías. Hemos desplazado al ICBF porque la gente salió con los niños. Después de retirar a los menores, si no aceptan desbloquear, vamos a abrir las vías con toda la fuerza de la policía para que haya circulación de vehículos".

El Cañón de La Llorona estuvo dominado por las Farc hasta el fin de los diálogos de paz con el Gobierno Nacional, y la gobernación de Antioquia pretenden declararlo un Parque Natural, para blindarlo contra la minería ilegal. De igual manera, es una zona estratégica por su riqueza en fuentes de agua, pero donde los cultivos ilícitos han venido en aumento.

Según un comunicado de los manifestantes, se entregará un pliego de peticiones para exigir que los reconozcan como cultivadores de coca dispuestos a someterse a la sustitución voluntaria, rechazando así los operativos militares. También exigen garantías de seguridad y que cese la entrega de títulos mineros en la región.