Cargando contenido

Cerca de 1.100 personas están daminificadas en Antioquia por la actual temporada de lluvias.

Por el desbordamiento del río Chigorodó, varias familias perdieron sus cultivos y enseres.
Por el desbordamiento del río Chigorodó, varias familias perdieron sus cultivos y enseres.
Cortesía: Dapard.

Los ríos Cauca y Medellín están en alerta naranja por altos niveles en sus caudales tras el incremento de las fuertes lluvias en esa parte del territorio nacional.

Las regiones de Urabá, el suroeste y el Valle de Aburrá están bajo monitoreo constante por parte de las autoridades de gestión del riesgo.

El coordinador de Manejo de Desastres de Antioquia, capitán René Bolívar, confirmó que 1.120 personas han resultado damnificadas durante la temporada invernal en el departamento. Los municipios de Urrao y Chigorodó son los más afectados.

Lea también: Lluvias inundaron seis veredas de Chigorodó, Antioquia

Según el reporte del Departamento de Gestión del Riesgo, 76 municipios antioqueños tienen algún tipo de alerta por deslizamientos de tierra en zonas inestables y de alta pendiente y por crecientes súbitas en ríos y quebradas.

Los movimientos en masa en el sector conocido como Ancón 2 en Copacabana, Norte del Valle de Aburrá, mantienen en alto riesgo a 70 viviendas. Por prevención, las familias evacuaron sus casas la semana anterior y no han podido regresar por la inestabilidad del terreno.

El capitán René Bolívar, explicó sobre esta situación que es muy compleja y más cuando las lluvias no cesan. "Es una situación grave, donde hay un movimiento en masa, están en riesgo el gasoducto, el poliducto, incluso el acueducto de EPM", dijo el funcionario.

En total, en ese municipio ya se demolieron dos viviendas, aunque quedan tres más en riesgo para evitar una emergencia peor.

Lea más : Más de 200 familias en Antoquia están en riesgo por deslizamientos de tierras

Desde el Puesto de Mando Unificado, PMU, que se instaló en esta localidad para hacer un monitoreo constante a la situación, se determinó que el movimiento en masa tiene una extensión de 500 metros y afecta al río Aburrá, la doble calzada Norte-Sur y el caño de la quebrada El Limonar. El área comprometida es de 200 mil metros cuadrados, es decir, 20 hectáreas.

Desde que comenzaron los movimientos en masa, la Alcaldía declaró el estado de calamidad pública para atender a las 70 familias afectadas y poderles ofrecer en el menor tiempo posible las ayudas humanitarias.

En el sur del Valle de Aburrá también hubo emergencias por las lluvias de las últimas horas. Una vivienda en la que funcionaba una bodega colapsó en el municipio de La Estrella, en el sector conocido como La Carrilera, y cayó al río Medellín.

Por prevención, 120 personas debieron evacuar sus viviendas y no podrán regresar hasta nueva orden.

En video: Impresionante desplome de vivienda en municipio antioqueño

El alcalde, Jhonny García Yepes, confirmó que se adelantan las investigaciones para determinar las causas del colapso de la estructura. También, se realizan las labores de remoción de los escombros que cayeron al río en el menor tiempo posible para evitar una emergencia peor. Se declararía la calamidad pública para atender a las familias evacuadas.

Dijo el mandatario local que "falló la estructura de estas viviendas y estamos con el Área Metropolitana, el DAPARD, toda la institucionalidad de Gestión del Riesgo, atendiendo cada una de las situaciones y haciendo el monitoreo".

Las autoridades afirmaron que hay otras 26 casas en riesgo de desplome total en el mismo sitio de la emergencia. Por lo menos quince bomberos de La Estrella fueron necesarios para evacuar a las familias. Los afectados están angustiados, no saben qué hacer para reubicar sus casas en sitios seguros.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido