Cargando contenido

La comunidad requiere medicamentos básicos como suero oral y acetaminofén.

La comunidad requiere medicamentos básicos como suero oral y acetaminofén.
Según el reporte del Instituto de Hidrología, Metereología y Estudios Ambientales, (Ideam) en la zona se prevé una fuerte temporada seca y de calor.
Cortesía: Alcaldía de Murindó.

Diez días de intenso calor y sequía en Murindó, Urabá antioqueño, obligaron a declarar la calamidad pública en el municipio, donde 2.300 personas están sin agua potable y necesitando medicamentos básicos como suero oral y acetaminofén. 
 
Por lo menos cinco poblaciones rurales e indígenas permanecen incomunicadas, por estar ubicadas en zonas apartadas, y no han podido llegar a la zona urbana de la localidad, pues sólo hay transporte fluvial.

Las poblaciones más afectadas son Canal, Pital, Murindó Viejo, No hay como Dios, Bartolo y Guacua.
 
El alcalde Jorge Maturana Úsuga confirmó que la emergencia está cada vez peor, pues ya hay personas con enfermedades como diarrea y fiebre y temen a que los niños y adultos mayores se deshidraten. 

Más información: Alerta por brote de enfermedades tras sequía del río Murindó 
 
“La situación es grave, muy grave, tuvimos que declarar la calamidad pública para acelerar la atención de la emergencia. Son por lo menos cinco comunidades indígenas y afrodescendientes de la zona rural las más afectadas, no tiene agua potable”. 
 
El personero de Murindó, Fredy Urón, aseguró que la sequía del afluente no ha permitido la movilización de las comunidades en las zonas apartadas pues sólo hay transporte fluvial. 
 
A raíz de esto, un menor indígena habría fallecido por enfermedad y no pudo ser llevado a un centro asistencial.
 
Esta situación agudizó un brote de enfermedades como diarreas agudas en varias poblaciones indígenas y comunidades afrodescendientes. 

Leer más: Sequía del río Murindó mantiene a más de mil habitantes incomunicados
 
Los ganaderos de la zona también están preocupados por la situación pues aseguran que las vacas podrían morir por la falta de agua y de alimento.

Según el reporte del Instituto de Hidrología, Metereología y Estudios Ambientales (Ideam) en la zona se prevé una fuerte temporada seca y de calor.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido