Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

cagarciac
Hidroituango.
Momento preciso del incidente en Hidroituango.
Pantallazo de video que circula en redes sociales.

La zozobra continúa en los municipios del Bajo Cauca y Norte del departamento a causa del riesgo inminente por una borrasca del río Cauca.

En Puerto Valdivia, donde la emergencia ha sido mayor, se evacuaron 2.194 habitantes, quienes en su mayoría se encuentran en albergues o en casas de familiares.

Para evitar los actos de vandalismo, el alcalde de Valdivia, Jonas Darío Henao, decretó el  toque de queda desde este jueves, entre las 8 de la noche y las 6 de la mañana, medida que se extenderá hasta que termine la emergencia.

El mandatario aseguró que “cuando las personas evacúan sus casas deben dejar todas sus pertenencias, el toque de queda se decreta para evitar que las viviendas sean saqueadas”. Así mismo se reforzará la seguridad durante las noches en los alrededores de los predios que van siendo evacuados.

En los demás municipios cercanos al cauce, ya abandonaron sus viviendas 1.128 pobladores en Cáceres, 814 en Tarazá y 849 en Caucasia. Así mismo, continúan las alarmas para Nechí y localidades del sur de Córdoba, Sucre y Bolívar.

A raíz de estas emergencias, la Seccional de Tránsito y Transporte de Antioquia cerró desde anoche y hasta las 6 de la mañana la troncal a la costa desde Hatillo hasta Caucasia.

Nuevo taponamiento

Las autoridades investigan la causa de  la nueva obstrucción por dos horas de un túnel en la casa de máquinas de Hidroituango.

El gerente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, confirmó que el taponamiento duró unas dos horas en la casa de máquinas, por lo que esta no pudo contener el caudal y se desbordó, dejando heridos con golpes en el cuerpo y la cabeza a cuatro trabajadores. Uno de ellos estuvo inconsciente.

Según el directivo, hay una hipótesis de la causa de la nueva obstrucción se trataría del desprendimiento de una almenara.

De todos modos, la mayor preocupación es que se presente un desprendimiento de la misma presa y cause una tragedia, debido a que en un eventual derrumbamiento de ocasionaría un movimiento en masa con una mancha de agua que afectarían no solamente a los municipios antioqueños, sino a los que limitan con el departamento.

 

Solicitan ayuda nacional

Por medio de una carta, el gobernador Luis Pérez; el alcalde de Medellín Federico Gutiérrez y el gerente de EPM Jorge Londoño De la Cuesta le pidieron al gobierno nacional “ordenar la disposición de todos los instrumentos y medios posibles a efectos de evitar situaciones que lamentar” en las poblaciones ubicadas aguas abajo de la represa de Hidroituango.

Las comunidades aguas abajo continúan en zozobra, pues se desconoce cuándo puede ocurrir una nueva creciente que inunde sus territorios. El alcalde de Nechí asegura que hasta el momento no han recibido ninguna visita por parte de EPM.

Según la carta “se ha desencadenado una situación crítica del proyecto Pescadero Ituango que presenta escenarios muy desfavorables y podría causar una tragedia”.

Respuesta del presidente

En otra carta de respuesta, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que por sus instrucciones se activó la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y un Puesto de Mando Unificado, inmediatamente el Gobierno fue informado de la contingencia en Hidroituango.

Según el jefe de Estado, “esto ha permitido que, por fortuna, no se hayan presentado pérdidas humanas a pesar de la gravedad de la situación”.

Sin embargo, dio instrucciones al ministro de Minas y Energía, Germán Arce, y al director de la Unidad de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, quienes lideran el Puesto de Mando, que refuercen todas las medidas de prevención ante nuevas circunstancias de riesgo.

Así mismo, insistió en la misiva que el Gobierno Nacional “no escatimará esfuerzos para proteger a la población y apoyarlos en el manejo de la situación que enfrentan”.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.