Durante la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento, Andrés Felipe Giraldo, abogado de Gustavo Villegas, argumentó que en 2015, la fiscal de Medellín, Alexandra Vélez, fue trasladada en medio de una fallida  negociación de sometimiento de La Oficina  Es decir, que los acercamientos con estas bandas las comenzó la Fiscalía hace dos años, cuando Villegas Restrepo no era secretario de Seguridad.


Reveló el profesional que Alias Barney y alias Pichi habrían enviado una carta al Gobierno Nacional para expresar su deseo de someterse a la justicia. 


Según el jurista, la Secretaría de Seguridad coordinó la entrega de algunos cabecillas que manifestaron el interés de someterse, así que Gustavo Villegas los dejaba a disposición de la Fiscalía para su judicialización, sin pedir ningún tipo de beneficio.


Reconoció que sí se utilizaron chalecos y vehículos de la administración para recoger estos cabecillas y facilitar su sometimiento a la justicia, como ocurrió en el caso de los fleteros en enero de este año.



[imagewp:365208] Alcalde Federico Gutiérrez en Altavista junto al entonces secretario de Seguridad, Gustavo Villegas/Foto Alcaldía de Medellín



La defensa cuestionó que si el Gobierno Nacional mantuvo negociaciones clandestinas con las Farc, que terminaron con una desmovilización, es curioso que ahora la Fiscalía considere que buscar el sometimiento de cabecillas de bandas sea concierto para delinquir.


El abogado de Villegas Restrepo argumentó que la función de su defendido, como secretario de Seguridad de Medellín, era diseñar políticas para garantizar la tranquilidad de los ciudadanos, reducir los homicidios y otros delitos, como hurto y extorsiones.