Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Defensor Alonso Cajiao respondió a denuncias de la defensora regional saliente de Antioquia

Defensor del Pueblo, Alfonso Cajiao/Foto Defensoría del Pueblo


El defensor Nacional  del Pueblo, Alfonso Cajiao, pidió a la Fiscalía que investigue las amenazas de muerte que denunció la saliente defensora regional en Antioquia, Gloria Elena Blandón, y determiné quiénes son los responsables de las intimidaciones.


Cajiao Cabrera señaló que corresponde a su fuero administrativo declarar insubsistente a servicios de libre nombramiento, en respuesta a las críticas que le hizo la funcionaria tras conocer que había sido retirada de su cargo.


"Aunque la doctora Blandón Velásquez solicitó a la Unidad Nacional de Protección adoptar medidas para prevenir cualquier situación en su contra, el Defensor del Pueblo pide a esa instancia hacer seguimiento a las valoraciones de riesgo advertidas con el fin de garantizar la vida e integridad de la ex funcionaria", puntualizó el funcionario.


Igualmente, el defensor del Pueblo le solicitó a la Procuraduría que determine la veracidad de las denuncias de un grupo de trabajadores, que tildó a Blandón Velásquez de acosarlos laboralmente y que el Ministerio Pública imponga las sanciones a las que haya lugar.


Acusaciones de la funcionaria 


Gloria Elena Blandón dijo que el defensor del Pueblo, Alfonso Cajiao, no le brindó protección y prefirió alejarla del cargo para evitar que un escándalo en la institución afectada sus aspiraciones en el Consejo de Estado.


“Pasaré a la Procuraduría en Antioquia a colocar la queja en contra del doctor Cajiao porque me violentó el derecho a mi defensa y al debido proceso. Que a él le preocupaba que pretendía ser consejero de Estado y esto lo perjudicaba”, señaló.


La defensora regional explicó que una fuente humana le contó que estaban planeando un atentado en su contra y responsabilizó a los trabajadores que denunciaron el presunto acoso laboral de estas intimidaciones.


“Seis empleados que pertenecen al sindicato manifestaron que yo los acosaba laboralmente y, a raíz de esto, nacieron las amenazas. Se presume que viene justamente de este grupo de personas”, dijo Blandón Velásquez.


Según la funcionaria de Ministerio Público, las diferencias con sus trabajadores radicó en que les exigió que cumplieran un horario laboral, sancionó las llegadas tardes, se negó a ampliar a dos horas el tiempo de almuerzo y pidió mejor atención a los usuarios de la Defensoría.