111 agresiones a defensores de Derechos Humanos se han registrado este año en el departamento, de los cuales el 30 por ciento ocurrió por el exceso de fuerza de la Policía. Así fue presentado por el Nodo Antioquia de la Coordinación Colombia-Europa-Estados Unidos en la más reciente reunión de la Mesa de Garantías de los Defensores de Derechos Humanos realizada en Medellín, con presencia de las autoridades departamentales. De acuerdo con Óscar Yesid Zapata, vocero de Nodo Antioquia, el porcentaje de agresiones se aumentó sobre todo por la actuación del Esmad en el desalojo de 180 familias de la zona de invasión Nueva Jerusalén, en Bello, ocurrida en enero de este año. Otra de las preocupaciones expuestas en la Mesa de Garantías fue la alta impunidad en los 150 homicidios de líderes sociales y de derechos humanos desde 2010, pues sólo de un 14 por ciento hay avances en las investigaciones y condenas, mientras que el 86 por ciento no hay respuesta alguna, como lo había denunciado anteriormente Nodo Antioquia.