Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

lideres sociales
Cortesía: Colprensa.

La Organización Indígena de Antioquia, OIA, lanzó una nueva alerta de riesgo para sus miembros, por cuenta de amenazas de grupos armados ilegales.

A la difícil situación de orden público a la que están sometidos los indígenas del suroeste de Antioquia, que ya deja dos nativos asesinados y dos menores de edad heridas por balas perdidas, se suma la circulación de un panfleto amenazante.

En una hoja aparecen los nombres de siete líderes del resguardo Karmata Rúa Cristianía, ubicado entre los municipios de Andes y Jardín.

El mensaje escrito a computador dice que “les damos 36 horas a todas estas personas para que se larguen de su territorio, si quieren vivir. El que desobedece está en advertencia, se deberá arreglar para un paseo sin regreso, estaremos vigilando las 24 horas”.

Le puede interesar: Dos líderes sociales fueron asesinados en Antioquia

El consejero de la Organización Indígena de Antioquia, Richard Sierra, dijo que están en alerta, tanto que requieren la intervención del Gobierno Nacional y la Defensoría del Pueblo.

Resaltaron la necesidad de presencia armada y control territorial que haga frente a las amenazas de los grupos armados al margen de la ley.

La Organización Indígena de Antioquia confirmó que los pueblos indígenas continúan exigiendo a los actores armados respeto por la vida, a los territorios y a la autonomía de sus resguardos.

En lo que va corrido de este año, 17 líderes indígenas han sido amenazados de muerte y hasta ahora no les han brindado la protección necesaria que les garantice su seguridad y normal tránsito por sus territorios.

Indígenas en Chocó

Pese a que los mil 500 indígenas se desplazaron a otro resguardo en Juradó, Chocó, para evitar ser usados como “escudos humanos”, tras los combates armados entre el ELN y el Clan del Golfo, ahora tienen miedo a ser reclutados.

La situación es cada vez más grave, toda vez que no tiene qué comer ni beber, y ni así se atreven a salir del resguardo donde se encuentran “escondidos”. Los niños ya presentan algunas enfermedades con síntomas como fiebre, vómito y diarrea.

El alcalde de Juradó, Alberto Achito Lubiasa, reiteró que los indígenas se desplazaron en las peores condiciones, salieron de sus casas con lo que tenían puesto. En Chocó la cifra de personas confinadas ascendió a 8 mil, entre ellas niños, mujeres embarazadas y adultos mayores.

Más detalles: Más de 1.500 indígenas fueron desplazados por combates en Juradó (Chocó)

El secretario de Gobierno de Chocó, Antonio Yesid Machado, recordó que los enfrentamientos armados que tienen en riesgo a la población son reiterativos por la lucha que libran estas estructuras ilegales por el control de los corredores del narcotráfico.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.