Cargando contenido

Esta megaobra generará más de 2.400 megavatios de energía para el país.

Mineros de La Angelina
Mineros de La Angelina
Cortesía Mineros de La Angelina

Con el bloqueo de vías veredales, más de 600 mineros informales protestan contra el proyecto Hidroituango por el inminente desalojo forzado de sus sitios de trabajo en la cuenca del río Cauca en los municipios de Olaya, Sabanalarga, Liborina y Buriticá en el Occidente del departamento.

Según la denuncia de los manifestantes, por las obras de la represa, que generará 2.400 megavatios de energía, estas comunidades tienen aviso de desalojo de sus puestos de barequeo de oro.

Sin embargo, no les quieren responder por una digna indemnización, sostuvo uno de los líderes mineros de la vereda La Angelina de Buriticá, Fabio Gómez, quien manifestó que de esa actividad ancestral han vivido generaciones de familias.

En contraste, Mauricio Tobón, gerente del Idea, dueña de Hidroituango, sostuvo que sí se han acordado indemnizaciones, pero personas que han llegado de otras partes del país buscan colarse el proceso de pagos por el desalojo de los predios.

Como ya es conocido, el proyecto Hidroituango requiere el desvío del río Cauca y el embalse de agua en varias zonas de influencia en el Occidente y Norte del departamento.

Las obras ya avanzan cerca de un 90 por ciento y se espera que en diciembre de este año comience a operar la primera turbina de esta represa, que será la más grande del país.
 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido