Una vez más, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, le pidió la renuncia al gerente del Hospital General, Jesús Eugenio Bustamante, al conocer la denuncia del despido injustificado de  50 mujeres de servicios generales. El mandatario lamentó que la elección de Bustamante Cano haya sido por un concurso de méritos, que impide que lo pueda despedir. Dijo que su gerencia empaña la gestión de uno de los mejores hospitales públicos de Latinoamérica. Al llamado de Gutiérrez Zuluaga, se unió la del concejal Liberal, Bernardo Alejandro Guerra, quien ha denunciado en reiteradas oportunidades, supuestas irregularidades en el manejo de la Luz Castro de Gutiérrez. "Según las denuncias, el Gerente del Hospital General cambió el operador de servicio de aseo, por lo que 46 personas que llevaban varios años en la institución quedaron sin empleo, la mayoría mujeres cabeza de familia, y algunas a pocos meses de jubilarse", señaló el edil en su cuenta de Twitter. El alcalde solicitó a los organismos de control investigar las denuncias de las mujeres, algunas próximas a pensionarse, para determinar si el gerente incurrió en una falta disciplinaria. Hace tres meses, en el Concejo de Medellín, también se denuncio el presunto despido injustificado de un grupo profesionales del área médica, con más de 30 años de antigüedad en el centro asistencia.