Cargando contenido

Con estas pilastras se pretende hacer la delimitación de los territorios de Antioquia y Chocó.

Belén de Bajirá
Belén de Bajirá.
Colprensa

Funcionarios de la Alcaldía de Turbo y la Policía de Urabá destruyeron los dos mojones que el Igac instaló entre la vía Panamericana y el sector de Blanquiset para cumplir con el proceso de deslinde entre Antioquia y Chocó.

Con estas demarcaciones se pretende incluir en el departamento chocoano a Nuevo Oriente, Macondo y Belén de Bajirá, corregimientos que históricamente han sido atendidos como parte del Urabá antioqueño.

Sin embargo, la Alcaldía de Turbo consideró ilegal la instalación de esas pilastras de concreto sin permisos y procedió a derribarlas.

Mojones
Alcaldía de Turbo

La secretaria de Gobierno de Antioquia, María Eugenia Ramírez, aseguró que el Igac hizo una perturbación en el espacio público sin las debidas autorizaciones.

De acuerdo con el presidente de la Comisión de Amojonamiento del Igac, Siervo Willian Léon Callejas, estos dos eran los octavos puntos delimitatorios instalados que cuestan cerca de 2 millones de pesos. Por ahora se espera la instrucción de la Dirección de la entidad para saber si hay que reinstalarlos o cómo proceder.

El Igac ha explicado que en diez puntos a lo largo de 183 kilómetros de esos cuatro territorios se construirán trece señales en concreto para determinar los límites, labores que demorarán al menos un mes.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido