Cinco veredas y un corregimiento de Caracolí tienen sus vías de acceso bloqueadas con varios derrumbes ocasionados por las fuertes lluvias en esa zona del Magdalena Medio antioqueño. Es así que los más de 1.500 habitantes de esos sectores rurales permanecen incomunicados con el casco urbano y otras regiones, por lo que la Alcaldía de Caracolí ya envió maquinaria y personal para que hagan la remoción de los taludes de tierra, como lo informó la secretaria de Gobierno de ese municipio, Luz Angélica Torres. "La vereda El Bagre, El Pital, La Quebradona y el Büey, están a la espera de la maquinaria para remover los derrumbes. No ha sido posible organizar la vía hacia el corregimiento de Virginia, que pertenece a Puerto Berrío. En total hay 1.500 personas afectadas", puntualizó. Así como Caracolí, otras 65 localidades antioqueñas permanecen en alerta por probabilidades de deslizamientos en zonas inestables.