Foto: Cortesía Cuarta Brigada.

En cinco municipios de Antioquia, entre ellos Medellín, las autoridades desarticularon la banda Los Gallinazos con la captura de 28 personas señaladas de comprar animales enfermos o muertos en extrañas circunstancias y venderlos para el consumo humano. En total se decomisaron 32 toneladas de carne de res, cerdo y hasta equinos y 2 toneladas de carnes frías, así como 66 millones de pesos, producto del ilícito negocio, confirmó el director seccional de Fiscalías de Antioquia, Carlos Jaime Taborda Tamayo. Según el fiscal, desde hace por lo menos cuatro años esta estructura delincuencial distribuía carne insalubre, poniendo en riesgo la salud de los consumidores, con el agravante que en algunos casos fueron niños de programas del ICBF. La banda Los gallinazos sacrificaba los animales sin los requisitos sanitarios y los vendían en los municipios de Yarumal, Santa Rosa de Osos, Don Matías, Medellín e Itagüí. Los capturados deberán responder por los delitos de concierto para delinquir y corrupción de alimentos, dijo Taborda Tamayo.