La Fiscalía y la Policía continúan con las investigaciones de la masacre de cinco adultos y dos menores de edad en zona rural de Yarumal, Norte de Antioquia.

Según la información de inteligencia que ha recibido el gobernador Luis Pérez Gutiérrez, este múltiple homicidio fue perpetrado por miembros de grupos criminales que mantienen una lucha por el microtráfico en esa región, como reductos del Clan del Golfo, y se descarta la responsabilidad de la guerrilla del ELN.



El mandatario también reitero que tres de las siete víctimas estaban investigados por vínculos con el microtráfico.

La información extraoficial que ha recogido la Fuerza Pública y el ente investigador es que en Yarumal hay un sector del Clan del Golfo que está comandando por un alias “Gonzalito” y que se encarga de la erradicación de los llamados “caparrapos”, quienes son los que históricamente han manejado el negocio del microtráfico en el Norte de Antioquia.