Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ycalderon
Cárcel

Desde diferentes cárceles del país, los líderes de La Oficina, Edison Rodolfo Rojas, alias “Pichi” y Freyner Alfonso Ramírez García, alias “Carlos Pesebre”, al igual que el cabecilla de la Odin Robledo, Cristian Camilo Mazo Castañera, alias “Sombra”, habrían ordenado las alteraciones al orden público, que tienen atemorizados a los habitantes de la Comuna 13 en Medellín. 

El alcalde de la ciudad, Federico Gutiérrez Zuluaga, aseguró que la racha violenta que deja seis muertos en menos de una semana, es una respuesta de las bandas delincuenciales por los golpes de las autoridades. Reiteró una recompensa por la captura de alias “Juancito”.

“Estos tipos que están desde la cárcel, que son los jefes de estas estructuras, han dado la orden de generar inseguridad en algunas zonas de Medellín. Se les está combatiendo, entonces ellos reaccionan. Hay una estructura, llamada “Betania”, liderada por alias ‘Juancito’, por quien ofrecimos 20 millones de pesos. Y va a caer”, señaló el mandatario local en diálogo con RCN Radio.

Gutiérrez Zuluaga afirmó que las interceptaciones telefónicas reveladas por la Fiscalía, demuestran que las estructuras temen que en tres años están extintas, por la ofensiva y las capturas de las autoridades de Medellín.

“En uno de los audios, Alias ‘Pichi’ dice: ‘Ya es hora de unirnos, de trabajar juntos, si no lo hacemos, en tres años estamos acabados. Tenemos que buscar aliados que sean enemigos políticos del alcalde para quitarle popularidad’. Y el otro le responde: ‘me parece perfecto’”, dijo Gutiérrez Zuluaga, al recordar una de las conversaciones interceptadas.

Pánico en el Metrocable

Una ráfaga de disparos se escuchó desde la estación Metrocable de la Línea J, de San Javier-La Aurora, en la comuna 13 de Medellín. El pánico se apoderó de los pasajeros, que tuvieron que lanzarse al piso para resguardarse de los disparos. Por seguridad, las autoridades ordenaron evacuar las cabinas y el servicio estuvo suspendido durante 40 minutos.

La balacera ocurrió muy cerca del lugar donde el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, iba a dar una alocución, que se retrasó una hora. El mandatario advirtió que continuará en la zona hasta que se restablezca en orden público en la comuna 13.

Las autoridades ofrecen 20 millones de pesos de recompensa por información que permita la captura de los cabecillas de combos que generan temor entre los habitantes. 300 policías y 120 soldados llegaron a reforzar la seguridad.

Audio

0:27 5:25

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.