Cargando contenido

Imagen referencial // Foto: Archivo Colprensa



Una emergencia humanitaria se reporta en Cáceres, debido al desplazamiento de 376 personas de tres veredas hacia la zona urbana de este municipio del Bajo Cauca Antioqueño, por temor a perder sus vidas en medio de confrontaciones armadas entre guerrilleros del ELN y el Clan del Golfo.

El alcalde del municipio, José Mercedes Berrío, confirmó que durante el fin de semana ascendió a 144 el número de familias desplazadas, pues a pesar de que las autoridades hacen presencia en las zonas rurales, la población está atemorizada. Entre tanto, la Gobernación anunció recursos económicos para atender a los afectados y la presencia de la fuerza pública para facilitar el retorno y evitar nuevos desplazamientos.

El director en Antioquia de la Unidad para la Atención a las Víctimas, Jorge Mario Alzate, dijo que con el apoyo de la Alcaldía, brindan ayuda humanitaria y asistencia a esta población proveniente de las veredas  Alto Tamaná, El Tigre y Ponciano.



Los desplazados se encuentran en un albergue, mientras otras 70 familias de la comunidad Senú de Cáceres están en riesgo de abandonar sus hogares por la presencia de grupos ilegales en sus veredas, denunció la Organización Indígena de Antioquia, al hacer un llamado al Gobierno, la Procuraduría, la Defensoría y las autoridades para garantizar la protección de estas personas en sus territorios.