Como preocupante, calificó la Personería de Medellín el aumento en la vulneración de los derechos de los niños  y las niñas en la ciudad en los últimos dos años. El Ministerio Público ha recibido 4 mil 500 denuncias por violencia intrafamiliar y mil 100 por abuso sexual de menores. El personero Delegado de los Derechos Humanos de Medellín, Juan Fernando Gómez, aseguró que comenzaron visitas en los barrios e instituciones, donde están los menores, para enseñarles cuáles son sus derechos, durante la Semana de la Niñez. En la mayoría de los casos, los abusadores son personas cercanas al núcleo familiar de los menores, como padres, hermanos, tíos o amigos, lo que dificultad que haya denuncia y judicialización de los responsables, y restablecimiento de los derechos de las víctimas. Una menor de 15 años y dos hermanos de 11 y 13 años fueron asesinados esta semana en los barrios Aranjuez y El Pesebre. El año anterior, de los 496 asesinados ocurridos en Medellín, 31 víctimas eran niños y niñas.