Cargando contenido

Este municipio del Urabá antioqueño completó más de un mes sin agua potable.

Habitantes de Arboletes, Antioquia
Habitantes de Arboletes, Antioquia
Foto: Jairo Pérez

Por la sequía, desde hace un mes y diez días en Arboletes, ya hay brotes de enfermedades que ponen en riesgo a los 16 mil habitantes que están sin agua potable. Se reportan diez casos de dengue y uno más de malaria en ese municipio del Urabá antioqueño.

La alcaldesa Diana Garrido Henao confirmó que el brote de esas enfermedades y dijo que para evitar que se sigan propagando, harán una jornada para erradicar la larva del mosquito, acompañada de una fumigación. 

Hasta ahora, se siguen abasteciendo con la ayuda de carrotanques, pero no han sido suficientes para beneficiar a toda la comunidad. De hecho, la población puede obtener el líquido vital tres veces por semana cuando pasan los vehículos.

"Ya tenemos brotes de enfermedades, hay diez personas son dengue y uno con malaria. Por esta grave situación, algunos compran más agua que otros, y a otros le toca coger el líquido vital en algunas fincas cercanas. Los carrotanques a veces pasan cada dos o tres días".

Lea también: Diez veredas quedarían desprotegidas por salida de exguerrilleros en Ituango

La mandataria local aseguró que ya fue contratada una consultoría con la Universidad de Antioquia para que analice las condiciones del municipio y arroje un estudio sobre posibles soluciones definitivas que garanticen el suministro de agua todos los días. 

Recordemos que mientras se supera esta crisis, se suspendió el cobro de la factura del acueducto. Además, se expidió una circular para regular los precios de la venta de agua y otros víveres, y así evitar excesos en el mercado.

En contexto

En su momento, la alcaldesa aseguró que ya no había recursos económicos para seguir apoyando a la población con carrotanques. De hecho, el agua empezó a escasear en municipio vecinos. 

Le puede interesar: Alias Patoso, segundo al mando de las disidencias del frente 18 de las Farc, fue abatido

Entre tanto, Garrido Henao, dijo que temían por una emergencia sanitaria, pues por la escasez de agua se podría ocasionar infecciones y enfermedades como vómito, fiebre y diarrea.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido