El comercio y el transporte en el Urabá antioqueño estará paralizado de manera indefinida a partir de hoy en protesta por las dos casetas de peajes ubicadas en Cirilo, Turbo, y Chaparral, Chigorodó, que no están a más de 80 kilómetros uno del otro y que entraron en funcionamiento en esta zona.

Así lo decidió el Comité de Iniciativa Ciudadana junto a conductores, bananeros, propietarios de transporte, comerciantes y educadores, quienes se sumaron a ese paro cívico.

Según el vocero del Comité, Jaime Urrea, el Gobierno Nacional no ha atendido las solicitudes de los pobladores del Urabá con la reubicación de estas casetas de peajes y sus altos costos, pues en un acuerdo en junio del año pasado se determinó que serían peajitos sociales con tarifas diferenciales entre los 2.100 y 3.100 para los carros pequeños, pero entraron en operación desde 8.100 pesos.

El presidente de la ANI, Dimitri Zaninovich, y el viceministro de Transporte, Andrés Chávez, sostuvieron horas previas una reunión para buscar soluciones a esta protesta ciudadana, pero aún no se han pronunciado al respecto.

De todos modos, en esa zona del Urabá antioqueño ya se desplegaron más de 400 uniformados de la Policía y el Ejército para mantener el orden si se presenta alguna alteración.