La Diócesis de Quibdó se solidariza con los organizadores de las protestas en el Chocó en atención a la crisis que vive la región.

Con el cierre de iglesias y reducción de acciones litúrgicas la Diócesis de Quibdó expresa el inconformismo por la falta de atención a la región y pide al Gobierno dar soluciones de raíz a sus problemas.

Para la Iglesia es preocupante la agudización del conflicto armado en el departamento.

"Con la salida de las Farc de algunas zonas se han intensificado los combates entre la guerrilla del ELN y grupos paramilitares para hacerse con el control territorial sin que la Fuerza Pública logre garantizar la seguridad de la población civil", afirma la Diócesis.