El grupo élite de la Policía asumió las investigaciones por el asesinato de los dos exguerrilleros de las Farc, Wilmar Asprilla y Ansel Montoya, ultimados en un parqueadero del municipio de Peque, Occidente de Antioquia.

Las autoridades creen que el Clan del Golfo es responsable de asesinar a los dos reinsertados, quienes durante años combatieron para el Frente Quinto de las Farc.

El general Carlos Ernesto Rodríguez, comandante de la Región 6 de Policía, advirtió que el doble homicidio habría molestado a los cabecillas del Clan del Golfo, pues algunos no estarían de acuerdo con asesinar a los exguerrilleros.

El grupo especial de la Policía, creado con los Acuerdos de Paz, trabaja en conjunto con la Fiscalía para resolver el doble homicidio, que aumentó a 6 el número de exguerrilleros de las Farc asesinados en Antioquia, mientras que en el país ya van 44 víctimas mortales.

El pasado lunes, la Farc denunció la circulación de un panfleto amenazante del Clan del Golfo en el cual anunciaba que continuarían con los homicidios de los exguerrilleros y volarían las sedes del nuevo movimiento político.